Skip navigation

 

  

 Puedes comprar una casa,
pero no un hogar.

   Puedes comprar una cama,
pero no el sueño.
  Puedes comprar un reloj,
pero no el tiempo.
  Puedes comprar muchos libros,
pero no el conocimiento.
   Puedes comprarte una posición social,
pero no el respeto.
   Puedes pagar al mejor médico,
pero no comprar la salud.
   Puedes comprar sangre,
pero no la vida.
   Puedes comprar sexo,
pero no amor. 
 
  
 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: